Enero 2 – Eres un árbol de vida

Tu vida es como un árbol. Si lo alimentas, proteges y cuidas, tendrá raíces sólidas y ramas fuertes para sostener vida dentro de él, ofrecer sus frutos y florecer. Si sus raíces son débiles, las ramas apenas se mantienen y no dará buenos frutos ni florecerá.

Te enseñaron a cuidar, alimentar y proteger a todos primero, por encima de ti mismo/a. Y luego te dijeron que eso es amor.

No puedes regalar lo que no tienes. No puedes dar sombra, alimento, flores, si tu vida está seca y en escasez.

Aliméntate, ámate, cuídate y protégete. Luego, los demás disfrutarán de los frutos y la sombra que podrás ofrecerles.

Por esto, es más egoísta pensar primero en otros que primero en ti.

Deja un comentario