Halim Zakhia

De ingeniero a coach

Halim Zakhia

De Ingeniero a coach

Hasta hace poco, si me hubiesen pedido hablar de mi vida, habría empezado por decir en donde nací. Luego de mis experiencias personales no sólo como emigrante, sino como hijo de emigrantes y ahora como coach de tantos que como yo salieron a conocer nuevos rumbos, hoy empiezo diciendo que soy ciudadano del mundo

Cuando emigramos a Estados Unidos junto con Sally, mi esposa, tuvimos una sensación muy extraña. Por alguna razón no sentimos la excitación de haber salido de Venezuela de tantos retos, tristezas, de historias de dolor y fracaso, llegar a una nueva casa y sentirnos seguros. 

Con el tiempo fui entendiendo que nosotros habíamos emigrado mental y emocionalmente meses antes de haber tomado el último vuelo. Nos despedimos de todo lo que habíamos creado, de las personas que amábamos, de las historias, de los proyectos y cerramos todos los capítulos. 

Enfrentarme a esta realidad de emigrar con el único pensamiento de que finalmente podría emprender en aquello que amaba, fue tanto espectacular como aterrador

¿Cómo empezar de nuevo con la carga de los fracasos vividos en mi país que me hicieron salir?, ¿Cómo olvidar mis proyectos, experiencias, mi familia y todo lo que dejé atrás?, ¿Qué me haría exitoso, millonario, feliz en un país donde soy un recién llegado, un extraño, donde ni siquiera sabía el idioma, ni su idiosincrasia?

Las respuestas que encontré para mi iniciaron este proyecto que hoy te lo regalo a ti, Latino emprendedor que saliste con el deseo de lograr todos tus sueños porque sabías que ya no había más opciones.

Todo esto es para ti desde mi experiencia.

Las maneras en que te puedo apoyar

La mayoría de los emigrantes con quienes he trabajado o conversado, sin importar el país de procedencia, tienen en la mente una comparación frecuente de lo que vivían, hacían y sentían vs lo que viven, tienen y sienten, cómo hacían las cosas antes vs cómo deberían ser ahora.

Aunque la mayoría menciona que emigraron porque no tenían opción ni oportunidades, al estar en su nueva vida, tienden a compararse con un pasado que hasta parece perfecto destruyendo su presente y sus posibilidades actuales. 

Que emigres integralmente y te prepares para emprender con éxito y con propósito, es mi propósito.